Loading...

Blog Guardiankids

COMPARTIMOS INFORMACION Y CONSEJOS EN NUESTRO BLOG

3 preguntas que debes resolver antes de comprarle a tu hijo un teléfono móvil

De acuerdo a estudios realizados, ya para el año 2016, uno de cada cuatro niños de 10 años de edad tenía un teléfono móvil; pero es a partir de los 12 años cuando tres de cada cuatro niños tienen celular.

Con todos los planes flexibles y descuentos múltiples de teléfonos en la actualidad, puede ser fácil comprarle uno de ellos a nuestro hijo. Sin embargo, hay algunos asuntos importantes que debemos tener en cuenta antes de tomar esta decisión.

Compartimos contigo las 3 preguntas claves que debes hacerte antes de comprarle un teléfono inteligente a tu hijo:

    1. ¿Vale la pena hacer esta inversión?

Este factor es bastante importante, debes comparar costos y no excederte al seleccionar modelos y cualidades, recuerda que ante todo es primordial que sepan valorar lo que van a recibir. Por otra parte, también se debe considerar el comportamiento y responsabilidad del niño antes de complacer todas sus demandas, además de tener siempre presente que habrá que poner límites y reglas con respecto al uso de esta nueva herramienta cuando esté en sus manos. De esta manera podrás razonar qué es lo más prudente para tu hijo de acuerdo a lo mencionado anteriormente.

    2. ¿Tu hijo ya es lo suficientemente responsable?

La capacidad que tenga tu hijo para seguir las reglas tendrá un gran impacto en si puedes o no confiar en él para entregarle un teléfono inteligente. Debe entender si es lo suficientemente capaz de responder con ese tipo de obligaciones de manera oportuna y si es competente para entender que ante cualquier falta en las mismas habrá consecuencias que asumir.

    3. ¿El colegio al que asiste le permite el uso de celulares?

Algunos colegios no lo permiten, así que asegúrate de hacer esa pregunta antes de realizar una compra. Además, deberás conocer las políticas de tecnología de la institución y asegurarte de que tu hijo pueda cumplir con esas regulaciones.

Una vez que hayas considerado estas 3 preguntas, también debes tener en cuenta cuáles son los pros y los contras de poner un teléfono móvil en las manos de tu hijo:

Ventajas:

  1. Ventajas de seguridad

Puedes localizar de forma rápida la ubicación de tus hijos, asegúrate de programar en el teléfono tu número y los principales números de emergencia.

  1. Conexión con los amigos

Un teléfono inteligente puede ayudar a tu hijo a mantenerse en contacto con amigos fuera del colegio (la escuela) lo que le permitirá forjar sus relaciones sociales.

  1. Desarrollo de habilidades

Facilitarle a tu hijo un teléfono inteligente es una excelente manera de comenzar a enseñarles las habilidades sociales adecuadas, cuando tomar fotos o no, cómo pedir permiso antes de compartir imágenes, etc.

  1. Herramientas de seguridad flexibles

Hoy en día, hay muchas herramientas para proteger el teléfono inteligente de tu hijo. En el mercado existen herramientas de monitoreo y control parental que te permitirán tener a tu hijo protegido. Depende de ti tomar la iniciativa de seleccionar el dispositivo adecuado y programarlo apropiadamente.

Desventajas

  1. Mucho tiempo usando el dispositivo

Ante este tipo de situaciones lo único que puedes hacer es establecer reglas, proporcionar herramientas, limitar el tiempo de exposición y enseñarles cuándo desactivarlo. También puedes implementar la siguiente regla en casa: ¡No hay teléfonos ni tabletas mientras se está en la mesa!

  1. Exposición al peligro

Los extraños de Internet, la exposición a la pornografía y el acoso cibernético son temas con los que puede que no estés preparado para tratar, pero amenazarán a tu hijo si no tienes cuidado. Es esencial que le enseñes a tu hijo los pormenores de la seguridad del teléfono, los peligros de la intimidación y de acuerdo a eso decide si tu hijo es o no lo suficientemente maduro para entra al mundo de las redes sociales.

  1. Distracción

En el colegio, en la calle o en cualquier sitio (espectáculos en vivo), el teléfono puede desviar la atención de tu hijo hacia donde no debe estar. Incluso si bloqueas los juegos o el acceso en línea, aún puede verse absorto en fotos, llamadas u otras aplicaciones que no tienen importancia. Si crees que tener un teléfono en el bolsillo distraerá fácilmente a tu hijo, es posible que no esté listo para tenerlo.

  1. Vulnerabilidad y problemas de seguridad

Como padre, eres totalmente responsable de entregarle ese teléfono a tu hijo. Ten en cuenta los problemas de seguridad que pueden afectarle, como las múltiples redes sociales a las que acceden y que desconocemos, además del ciberacoso, ciberbullying, virus y piratas informáticos. Si bien debes enseñarle a tu hijo éstas responsabilidades, también debes estar atento a este tipo de peligros mientras aprenden.

Como lo dijimos anteriormente, ya a partir de los 12 años el porcentaje de niños con teléfonos inteligentes aumenta considerablemente, pues esa edad coincide con el paso de la educación básica entre primaria y secundaria.  Esto es lo que apuntan las cifras, pero ni las estadísticas ni la presión social deben decidir por los padres sobre cuándo es el mejor momento para que un menor tenga acceso a un teléfono móvil propio.

Comentarios(0)